Actitud mental para la perseverancia

train

Gary Faris, era un especialista en PNL, que sufrió un grave accidente: un camión le atropelló cuando entrenaba corriendo, quedó incapacitado, y se le pronosticó que ya no podría andar con normalidad y mucho menos correr. Se embarcó entonces en un largo proceso de recuperación. Hoy corre y entrena regularmente a nivel de competición.

A la vez que se rehabilitaba, se dedicó a estudiar las características clave de los atletas que siguieron procesos de rehabilitación con éxito, estudió y profundizó en el tema, para descubrir las actitudes mentales subyacentes. Con el tiempo, Gary encontró seis patrones mentales que compartían los atletas que se habían rehabilitado por completo. Luego se comprobó que estos seis patrones mentales son de aplicación a una gran variedad de situaciones, siendo las características fundamentales de toda actitud mental positiva.

Las seis características de la actitud mental positiva

Ninguna de ellas es más importante que las otras. Aunque se presentan de forma secuencial todas son importantes. Y es su interacción simultánea de todas ellas lo que le da potencia para una sólida actitud mental positiva.

  1.   Motivación interna. Estos atletas se motivaban a acercarse a un objetivo específico como era recuperar sus capacidades y a la vez pretendían alejarse de determinadas consecuencias desagradables, como era la inmovilidad.  Es decir empleaban de forma simultánea estos dos tipos de motivación. Aunque la más importante era acercarse a un objetivo positivo.
  2.  El valor de los objetivos elevados. Detectó que los atletas estaban consagrados a recuperar plenamente la fuerza y la salud. Tenían  aspiraciones muy altas. Aunque ello puede implicar un riesgo de decepción, que se evita al aplicar las dos claves siguientes.
  3. Fragmentación de objetivos. El tercer elemento clave fue la capacidad de concentrarse en el proceso paso a paso. Los pasos consecutivos eran muchas veces muy pequeños, como mover un dedo un poco más.  Fragmentar objetivos tiene dos ventajas. Primero, posibilita concentrarse en pequeñas tareas factibles. Segundo, se obtienen grandes satisfacciones al completar cada uno de estos pequeños pasos.
  4. Combinación de marco temporal presente y futuro. El cuarto elemento clave era su modo de pensar en el tiempo, que combinaba dos habilidades. La primera consiste en mantenerse en el presente y concentrarse en los pequeños objetivos cotidianos. La segunda era la capacidad de pensar de forma plena en un futuro positivo, concentrándose en un buen resultado a largo plazo. La motivación exitosa combina ambas habilidades.
  5.  Compromiso personal. El quinto elemento para el éxito consiste en el compromiso personal del deportista. Observó que cuanto más activamente se implicaban en su propio plan de rehabilitación más se beneficiaban. Se trata de colaborar activamente, lo cual funciona mucho mejor que dejarlo todo en manos de los expertos o las máquinas. Actuar para nosotros mismos es importante.
  6. Autocomparación. El sexto y último elemento clave es el modo en que los atletas juzgaban su actuación y qué comparaciones mentales establecían. Descubrió que los triunfadores contemplaban sobre todo su propio progreso. Establecían una autocomparación. La sensación de progreso provenía de comparar los inicios con los logros presentes. Las comparaciones con otros encierran un peligro: pueden ser desalentadoras si la persona se compara con un modelo muy avanzado, o tiene poca autoestima. Sin embargo, los logros de otras personas también pueden ser modelos y fuentes de información sobre los propios avances.

 

Para saber más: PNL, la nueva tecnología del exito. Ed. Urano

pnl_

Llevando mindfulness a tu vida.

stones

Mindfulness o atención plena no solo es un conjunto de técnicas meditativas, sino que es una capacidad natural del ser humano, y una filosofía de vida.

Integrar mindfulness en la vida cotidiana es un proceso gradual que normalmente requiere:

  • Un taller de iniciación y aprendizaje. Normalmente se ofrecen cursos presenciales de 8 semanas, inspirados en el taller MBSR creado por J. Kabat-Zinn, aunque hay muchas variantes.  El curso te propone 1 sesión semanal presencial y prácticas diarias, con apoyo de audios.  También puedes encontrar por internet cursos gratuitos y de pago on-line.
  • Crear un hábito diario . Esto es un proceso que puede llevar un tiempo. La práctica de yoga o tai-chi facilita el camino a muchos principiantes. Las prácticas formales en quietud, las prácticas breves y la práctica informal deben ser adaptadas según cada persona y estilo de vida. En este proceso se requiere una actitud paciente y benévola con uno mismo, pues el ritmo de vida actual no facilita encontrar estos espacios para uno mismo.
  • Un grupo de mantenimiento. Normalmente la práctica individual se debilita si no se tiene un soporte grupal o familiar. Somos seres sociales, y el grupo nos ayuda en la motivación, al compartir nuestras vivencias y aclarar las dudas en el camino. El grupo debería estar coordinado por alguien con experiencia.
  • Contacto de la sabiduría perenne, que tradicionalmente transmitieron  maestros e iniciados. Hoy día además de los libros clásicos disponemos de audios,  textos, cursos y charlas de maestros contemporáneos.  Necesitamos alimento para el alma
  • Retiros intensivos a partir de un día o fin de semana, hasta varios días. Este tiempo más intensivo, que puede ser anual o semestral, ayuda a tener un contacto más profundo con la práctica y observar sus efectos más claramente, lo que potencia nuestro compromiso con la práctica.

 

Una fábula sobre la perseverancia

  flecha

H. Besser, en su libro Perseverancia: cómo desarrollarla, nos cuenta una fábula:   Un hombre  dejó su pueblo natal para reunirse con su prometida. Iban a casarse en cuanto él llegara. Por el camino, el hombre tomó una ruta distinta porque el camino a la casa de su prometida era aburrido y no presentaba perspectivas de aventuras. Al final, este hombre olvidó su objetivo original y pasó años envuelto en un “viaje a ninguna parte”. Pasó mucho tiempo antes de que comprendiera cuánto se había alejado de su senda original. Como él se retrasaba, su novia dejó de esperarlo y se casó con otro. Cuando el hombre de nuestra fábula retomó el camino original, ya era un viejo, solo, pobre, y no tenía nada que justificara el valor de su largo viaje.

Esta fábula puede enseñarnos una serie de cosas acerca de la perseverancia:

  1. Ponga en claro qué es lo que desea y concéntrese en ello. El objetivo del protagonista del cuento era encontrarse con su prometida en un pueblo vecino y casarse con ella. La clave para identificar y realizar sus metas y sus sueños es saber con claridad lo que quiere. Por ejemplo, ha decidido aprovechar los seis meses de suscripción gratuita a un spa que ganó en la fiesta de Fin de Año de su empresa. Sin embargo, los resultados de su revisión médica anual le muestran que debería perder diez kilogramos. Lo que usted quiere es verse y sentirse mejor, bajar su nivel de colesterol y tonificar su cuerpo. Sepa lo que quiere y concéntrese en ello.
  1. Aparecerán distracciones que podrían apartarlo de sus objetivos y deseos. El hombre de la fábula conocía el camino más directo para llegar a su prometida, pero escogió una senda alternativa, llena de “diversión”. En su momento, esta última senda también se tornó aburrida, y el hombre buscó otra nueva. Si no mantiene sus objetivos en mente, se quedará en la cama viendo nevar cuando lo que se había propuesto era asistir al gimnasio tres veces por semana para mejorar su estado físico. Cuando lleguen las distracciones, tenga preparado un plan de acción para contrarrestarlas. Su plan de ataque puede incluir un compañero, mentor o entrenador. También puede que consista simplemente en comentar sus objetivos en voz alta para reafirmarlos a lo largo del día. Sepa lo que quiere y concéntrese en ello.
  1. Tómese el tiempo necesario para pensar por qué quiere alcanzar dichos objetivos. El protagonista de la fábula estaba más interesado en el viaje en sí que en sus razones para llegar a destino. Su razón para alcanzar una meta debe ser lo suficientemente importante como para mantenerlo enfocado en el camino más directo, sin importar lo que suceda a su alrededor. En nuestro ejemplo, pregúntese por qué quiere sentirse más sano. Encuentre una razón lo bastante válida como para que lo llene de energía y pasión. Puede ser que quiera evitar una enfermedad hereditaria, por citar una posibilidad. De hecho, lo que usted desea es lograr lo que se ha propuesto, así otros miembros de su familia lo tomarán como ejemplo. Sepa lo que quiere y concéntrese en ello.
  1. Las ideas, metas y sueños pueden caducar. El hombre de la fábula pasó muchos años transitando distintos caminos y olvidó que su prometida lo esperaba. Ella al final se casó con otro. El escritor John L. Mason dijo: “Las ideas tienen una fecha de caducidad; por éso debemos actuar antes de esa fecha”. Comenzar un nuevo proyecto es emocionante, porque es nuevo. Perseverar durante meses requiere apegarse a los motivos que le llevaron a tomar esa decisión y poner todos sus sentidos en ello para conseguir la victoria. Imagínese cómo se sentiría de aquí a un año cuando en el próximo examen anual de salud cuando la recepcionista lo felicite al entregárselo. Oiga las felicitaciones de su médico de cabecera mientras revisa su ficha y se alegra por los avances que usted ha logrado. ¿No alza la cabeza con orgullo? ¿No se siente más firmemente parado sobre sus pies? ¡Claro que sí! “Todo tiene su tiempo bajo el sol”. Inicie su tiempo hoy. Sepa lo que quiere y concéntrese en ello.
  1. La consecución de sus objetivos influye en los demás. El personaje de la historia no tuvo en cuenta los sentimientos ni el impacto que su retraso causaría en su prometida. Como no la tuvo en cuenta durante el viaje, perdió la oportunidad de ser feliz viéndola sonreír a su llegada después de días y horas de espera. Su éxito se extenderá a su esfera de influencias. La gente lo está mirando. Más aún, espera que usted triunfe. Se convertirá en un ejemplo para ellos, demostrándoles que es posible conseguir lo que uno quiere y los alentará a tomar decisiones como usted lo ha hecho. Sepa lo que quiere y concéntrese en ello.
  1. Los resultados de sus esfuerzos pueden producir alegría o desazón. El hombre de la fábula comprendió cuánto había perdido por no perseverar en su meta. Este fracaso lo dejó solo, pobre y sin amigos. ¿Qué alegrías se está perdiendo usted al dilatar sus decisiones? ¿Qué sueños está postergando al tomar otros caminos divergentes? Calcule el precio que está pagando. ¿Vale la pena dejar de lado lo que usted desea con todo su corazón? En su libro, H. Besser nos dice: “Los que no perseveran a lo largo de una sola línea de conducta que los guía hacia sus objetivos, acaban igual que el hombre de la fábula”.    Sepa lo que quiere y concéntrese en ello.

(Fuente: blog de Diego Umaña)

Introducirse sabiamente en la meditación

niños

Algunos consideramos prioritario practicar la atención plena en el mundo de hoy, en el que vivimos cambios tan rápidos, crisis sucesivas, en el que apenas se empieza a entrenar la mente y las emociones, en el que la tecnología nos ofrece mayor posibilidad de evasión y comunicación aparente, pero a la vez disminuye la conexión profunda con nosotros mismos y con otros seres humanos. Realmente precisamos con urgencia mayor consciencia y equilibrio, y en este sentido la atención plena tiene una función social importante. Esto nos motiva a difundirla y puede ser otra motivación más para decidirte a practicar

Cuando se empieza a practicar muchos se dan cuenta de los obstáculos y dificultades que surgen al hacer algo aparentemente tan simple como mantener la atención en un objeto y observar la mente. Muchas veces cuesta encontrar tiempo y espacio para ello. Muchos no entienden bien las pautas nuevas que se les propone adoptar, son extrañas todavía, y es lógico que exista una tendencia a repetir las antiguas pautas.

Por ello es básico para gran parte de los principiantes la figura de un instructor, participar en un curso de iniciación, y buscar un grupo dirigido que refuerce la propia práctica individual , hasta que tengamos el hábito bien establecido.

Dado el gran porcentaje de abandonos de practicantes , es útil ser realista,  crear  una buena motivación, ir gradualmente haciendo espacio en tu vida para esta actividad sanadora.

Alguna vez escuché que la mejor motivación para meditar es simplemente porque somos SERES humanos. Nos identificamos tanto con lo que hacemos, nos medimos generalmente por lo que tenemos, que nos hemos olvidado de que en esencia simplemente SOMOS.  Por ello  empecemos a poner presencia (PRE-ESENCIA, previo para llegar a la ESENCIA), es decir meditar.