Nada es lo mismo (un poema)

mujerio

 

La lágrima fue dicha.

Olvidemos

el llanto

y empecemos de nuevo,

con paciencia, observando las cosas

hasta hallar la menuda diferencia

que las separa

de su entidad de ayer

y que define

el transcurso del tiempo y su eficacia.

 

¿A qué llorar por el caído

fruto,

por el fracaso

de ese deseo hondo,

compacto como un grano de simiente?

 

No es bueno repetir lo que está dicho.

Después de haber hablado,

De haber vertido lágrimas, silencio y sonreid:

 

Nada es lo mismo.

 

Habrá palabras nuevas para la nueva historia

Y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.

 

(Autor: Angel González)

Anuncios

Duelo (un poema)

sad

Podemos llorar porque se ha ido

o podemos sonreír porque ha vivido.

Podemos cerrar los ojos para que vuelva

o podemos abrirlos y ver todo lo que ha dejado.

Nuestro corazón puede estar vacío

porque no lo podemos ver

o puede estar lleno del amor que compartimos.

Podemos llorar, cerrar nuestra mente,

sentir vacío y dar la espalda

o podemos hacer lo que a él le gustaría:

sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.

 

(Poema anónimo escocés)

Soneto del caminante

monk

No despiertes jamás para vivir tu sueño

porque el sueño es un viaje más allá del olvido.

Tu pie siempre es más firme después de haber caído.

Sólo es grande en la vida quien sabe ser pequeño.

El amor llega y pasa como un dolor risueño,

como una rama seca donde retoña un nido.

Sólo tiene algo suyo quien todo lo ha perdido.

Nadie es dueño de nada sin ser su propio dueño.

La vida será tuya si sabes que es ajena,

que es igual ser montaña que ser grano de arena,

pues la calma del justo vence el furor del bravo.

Y  aprende que el camino nace del caminante,

pues, por más que ambiciones, humilde o arrogante,

sólo has de ser el dueño de lo que eres esclavo.

 

( José Angel Buesa,  poeta cubano)

Silencio

sunset-

Las olas mentales

le piden tanto al Silencio

pero no contesta

No da respuestas ni argumentos

Es el autor oculto de todos los pensamientos

de todas las sensaciones

de todos los momentos

 

Sólo dice una palabra

Y esa palabra es esta existencia

Ningún nombre lo roza

lo atrapa

Ningún entendimiento

puede abrazarlo

 

La mente se abalanza sobre el Silencio

pidiéndole que le deje pasar

pero ninguna mente puede penetrar

su radiante oscuridad

su pura y sonriente

Nada

 

La mente se precipita

sobre preguntas sagradas

pero el Silencio permanece

inamovible por los torbellinos

Sólo pide la nada

la Nada

 

Todo salta celebrando el misterio

pero sólo la nada entra en la fuente sagrada

la sustancia silenciosa

Sólo la nada es tocada, y se vuelve sagrada

se hace consciente de su divinidad

se hace consciente de lo que es

Sin la ayuda de ningún pensamiento

el Silencio es mi secreto:

no está oculto

no está oculto

 

(  autor: Adyashanti)

La danza del vacío (un poema)

silueta

Tómate un momento

para comprobar

si estás aquí realmente.

Con anterioridad a lo correcto y lo equivocado,

estamos aquí sin más.

Con anterioridad al bien o al mal,

a lo digno o a lo indigno, al pecador o al santo,

estamos aquí, sin más.

 

Quédate aquí,

en el lugar del silencio,

donde el silencio interior danza.

Justo aquí,

antes de saber algo o de no saber nada.

 

Quédate aquí,

donde todos los puntos de vista

se funden en un solo punto,

y ese único punto desaparece.

 

Intenta encontrar el ahora,

donde rozas lo eterno,

y siente el eterno vivir y morir de cada momento.

Para encontrarte aquí nada más,

antes de convertirte en experto,

antes de convertirte siquiera en principiante.

 

Quédate aquí nada más,

donde eres lo que siempre será,

donde nunca le añadirás nada,

ni le quitarás nada a esto.

 

Quédate aquí,

donde no quieres nada,

y donde no eres nada.

En el aquí, que es indescriptible.

Donde sólo encontramos el misterio desde el misterio,

o nos dejamos de encontrar.

 

Quédate aquí

donde te descubres al no encontrarte.

En este lugar donde la tranquilidad es ensordecedora,

y la quietud se mueve demasiado rápido como para atraparla.

 

Quédate aquí,

donde eres lo que deseas

y deseas lo que eres

y desaparece todo

en un radiante Vacío.

(autor:    Adyashanti)

PRESENCIA (un poema)

 

water

Sonrío. Respiro Presencia.

A la orilla del arroyo

quiero desnudar la mente

al fluir de la Consciencia.

 

Te saludo mente inquieta,

sobrecarga, turbulencia…

Disonante cuerda tensa.

Bucle… Vueltas…Recurrencia.

 

Aflojando, dejo ir…

Respirando desanudo…

Bien hallada nuevamente,

te recupero, Presencia.

 

Te saludo somnolencia,

Mente inerte, desatenta.

Cuerda floja y distendida.

Dulce sopor de inconsciencia.

 

Me re-cuerdo la intención:

re-afinar el instrumento

de la música callada.

Sintonizo la Presencia

 

A la orilla del arroyo

quiero desnudar la mente

al fluir de la Consciencia.

 

Por la vereda serena

hacia el centro, hacia la Esencia.

Sonrío. Respiro Presencia.

 

( con motivo del Retiro de Más que Silencio, vivenciado el 28 de mayo de 2016, en Cerceda, Madrid)

El miedo y la luz

sol

Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos, más allá de toda medida.

Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta.

Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, fantástico, inteligente, fabuloso?
En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?
Eres Hijo de Dios.


Tus papeles insignificantes no le sirven al mundo para nada.
Reducirse para que los demás no sientan inseguridad hacia ti,
no es ningún signo de inteligencia.

Nacemos para manifestar la gloria de Dios, que se encuentra en nuestro interior.
Y no somos sólo algunos; es todo el mundo.
Al facilitar el brillo de nuestra propia luz, 

le permitimos la misma gloria a los demás.

En cuanto nos liberamos de nuestro miedo,

nuestra presencia libera automáticamente a los demás.”

“Our deepest fear is not that we are inadequate. Our deepest fear is that we are powerful beyond measure. It is our light, not our darkness that most frightens us. We ask ourselves, Who am I to be brilliant, gorgeous, talented, fabulous? Actually, who are you not to be? You are a child of God. Your playing small does not serve the world. There is nothing enlightened about shrinking so that other people won’t feel insecure around you. We are all meant to shine, as children do. We were born to make manifest the glory of God that is within us. It’s not just in some of us; it’s in everyone. And as we let our own light shine, we unconsciously give other people permission to do the same. As we are liberated from our own fear, our presence automatically liberates others.”

( de Marianne Williamson. Pertenece a su libro “A Return to Love”)
leido por  Nelson Mandela en su discurso como Presidente Electo de Sudáfrica (1994)