Soneto del caminante

monk

No despiertes jamás para vivir tu sueño

porque el sueño es un viaje más allá del olvido.

Tu pie siempre es más firme después de haber caído.

Sólo es grande en la vida quien sabe ser pequeño.

El amor llega y pasa como un dolor risueño,

como una rama seca donde retoña un nido.

Sólo tiene algo suyo quien todo lo ha perdido.

Nadie es dueño de nada sin ser su propio dueño.

La vida será tuya si sabes que es ajena,

que es igual ser montaña que ser grano de arena,

pues la calma del justo vence el furor del bravo.

Y  aprende que el camino nace del caminante,

pues, por más que ambiciones, humilde o arrogante,

sólo has de ser el dueño de lo que eres esclavo.

 

( José Angel Buesa,  poeta cubano)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s