El cuerpo como foco de la meditación

relajacion-b

En la meditación de la atención plena (mindfulness) la respiración y el propio cuerpo son objeto de observación. Se hace un trabajo de relación con el cuerpo que es la fase inicial para  llegar a una nueva relación con los contenidos mentales.  Es el cuerpo quien nos indica cómo estamos y nos transmite información sobre el  mundo. Uno se hace más receptivo y sensible con la práctica.

Pero mindfulness  no puede confundirse con una técnica corporal que busca la relajación de las tensiones. Ciertas técnicas de relajación recorren el cuerpo para buscar la calma, que sería su objetivo final. Mindfulness busca la presencia,  la consciencia  ante uno mismo y también ante el mundo; la calma no sería un objetivo, aunque si es un frecuente efecto secundario.

Hay un ejercicio  básico e importante de mindfulness:  el body-scan o exploración corporal secuencial. Se trata de focalizar la atención en cada una de las partes del cuerpo, sucesivamente, habitualmente con el cuerpo tumbado boca arriba. Aparentemente es un ejercicio de relajación,  pero no se trata de aliviar las tensiones corporales  sino de  poner el cuerpo en el primer plano de la conciencia en una postura receptiva . Es una práctica básica  y un eficaz ejercicio para principiantes, ya que se trata de un intenso entrenamiento de la atención.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s